¿Qué características debe tener un buen expreso?

En otro post ya hablamos sobre cómo puedes preparar un buen expreso, hoy nos vamos a centrar en aquello que esperamos de un buen café expreso. En otras palabras, qué sensaciones, sabores y matices nos debe aportar un expreso en taza para poder calificarlo como un buen expreso.

  • Complejo: ofrecerá una multitud de sensaciones positivas armoniosas. Es importante el concepto de armoniosas, ya que las sensaciones deben tener una coherencia sensorial y no alterar excesivamente los momentos de degustación.
  • Limpio: lógicamente, el buen expreso nunca tendrá grandes defectos apreciables.
  • Suave: al contrario de lo que mucha gente cree, no tiene porqué ser fuerte. Deberá dar como resultado un café agradable que ofrezca cierto dulzor y aromas poco explosivos.
  • Sutil: como decíamos, deberá ser suave y poseer un ligero toque de acidez, clave en los buenos cafés.
  • Con cuerpo: consistente en boca.
  • Equilibrado: similar a lo que tratábamos a la hora de definir complejo. Los sabores deberán conjugarse bien en la boca mientras ofrecen un café ligeramente ácido.

¿Tu café de siempre está cumpliendo con estas expectativas? En caso de que no sea así, pásate a probar La Pareja de Descubre Cafés.

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados