¿Por qué no hago un buen café?

¿No consigues dar con la tecla adecuada para sacar un buen espresso? Hoy te traemos los principales motivos que pueden estar afectando a la calidad de tu café espresso.

  1. Cafetera ineficiente, mal mantenida, desajustada o defectuosa. Hoy en día es más fácil adquirir una cafetera que pueda permitirte obtener un buen espresso, por lo que seguramente sea un caso de falta de mantenimiento. Asegúrate de cuidarla y limpiarla bien.
  2. Tazas frías o inadecuadas. ¿Pensabas que cualquier taza vale? La forma, el tamaño, la temperatura y el material de la taza son fundamentales para disfrutar de un buen café.
  3. Falta de molinillo de café. En diversas ocasiones hablamos de las propiedades del café y sobre la mejor forma de conservarlas todas: con un buen molinillo de café que te permita moler el café justo antes de prepararlo.
  4. Molinillo mal mantenido o defectuoso. Vuelta al paso 1: probablemente no estés manteniendo de la manera correcta esta herramienta tan importante para un buen barista o amante del café.
  5. Desconocimiento de los parámetros de extracción. Cada tipo de café lleva una receta diferente: requieren de un tiempo de extracción que implicarán un correcto ajuste de la cafetera y de la molienda. Infórmate de cuáles son los tiempos que requiere tu café.
  6. Tueste inadecuado. Si el café que compras no está bien tostado no hay nada que hacer. El tueste es una ciencia que solo los baristas profesionales saben ejecutar a la perfección.
  7. Granos de calidad. Esto tiene fácil solución: specialty coffee.

Si has garantizado que estos 7 factores estén bajo control, te aseguramos que vas a disfrutar de un excelente café del que podrás presumir con tus amigas y amigos.

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados